C/ Costa i Cuxart, 5 - 08031 BARCELONA - Tel. 93 340 16 16 - email: mimir@lafontdemimir.cat

viernes, 20 de octubre de 2017

Reseña de “El pequeño salvaje” de T. C. Boyle



TÍTULO: El pequeño salvaje

AUTOR: T. C. Boyle

TRADUCCIÓN: Juan Sebastián Cárdenas

EDITORIAL: Impedimenta



SINOPSIS

El pequeño salvaje es una prodigiosa nouvelle que narra, de modo desgarrador, la historia del célebre niño salvaje de Aveyron, quien a principios del siglo XIX atemorizó y luego fascinó a toda Francia por tratarse de uno de los raros ejemplares de niño asilvestrado y criado entre bestias. A finales de septiembre de 1797, en los bosques del Languedoc francés, tres cazadores hallaron a un niño errante, completamente desnudo, hirsuto, que adoptaba los modales de un animal. Aparentaba unos ocho o nueve años. Una vez capturado, empezaría su peregrinación por la Francia recién salida de la revolución, recalando tanto en instituciones mentales como en refinados salones, donde constituiría poco menos que una atracción de feria.




OPINIÓN

Cuando pensamos en un niño abandonado en el bosque, criado como un ser más de la inhóspita naturaleza, tendemos a recordar imágenes amables de El libro de la selva e historias similares, animales parlantes que acogen maternalmente a la cría humana y la conducen a la juventud, cuando los hombres —y normalmente una mujer de la edad del chico perdido— aparecen en su vida y lo educan. Pensamos en un Tarzán civilizado, echando la vista atrás junto a Jane, rememorando sus días de liana en liana.

Lo cierto es que han existido numerosos casos de niños “salvajes” a lo largo de la historia, especialmente en épocas y zonas donde la hambruna apretaba y las familias se veían obligadas como en Hansel y Gretel a deshacerse de sus retoños para no morir todos de hambre.

«Durante la primera tormenta de otoño en el poblado de Lacaune, en la región francesa de Lenguedoc, cuando las hojas yacen a los pies de los árboles como billetes viejos y las ramas alumbran oscuras contra el cielo encapotado, un grupo de cazadores que volvían a casa, empapados y sin nada que diera fe de sus esfuerzos, divisaron una figura humana en la penumbra del bosque. Parecía ser un niño, un muchacho, y estaba totalmente desnudo, indiferente al frío y a la lluvia.»

La estampa real de estos niños nada tenía que ver con Mowgli, ni su educación y sociabilidad con el amable y valeroso Tarzán. Más allá de las imágenes Disney y de aventuras Tarzán vio la luz en 1012, en la revista All Story Magazine, con Tarzán de los monos—, el niño que nos retrata Boyle en su novelita ha desarrollado más su instinto animal que no el humano y, sin el afecto y el cariño que se recibe en el seno de una familia, sin los valores y educación que todos mamamos de críos, ¿llega a ser hombre el ser humano?

«He aquí la oportunidad (…) de poner a prueba las ideas de Rosseau sobre el Buen Salvaje. ¿Era capaz de albergar conceptos innatos? ¿Tenía noción de Dios y de la Creación? ¿Qué lengua hablaba?».

Estas y muchas otras preguntas relacionadas con la educación, la infancia, la sociedad y la espiritualidad emergen a la superficie, muchas veces como pensamientos indeseados, a lo largo de las páginas de El pequeño salvaje. Una reflexión que nos muestra, a través de la voz de su narrador pero con las miradas de los distintos personajes, la vida de ese niño que en un principio no saben si es espíritu, demonio, animal o realmente es un muchacho abandonado a su suerte.

«Así que allí estaba, desnudo. El Salvaje en persona, el famoso Salvaje estaba desnudo en el árbol al que se había encaramado tras morder a una chica. Itard sintió el impulso de darse la vuelta. Dejad que se congele, pensó. No es más que un animal. (…) Pero entonces sus ojos volvieron a posarse en la copa del árbol y, con repentina claridad, vio el rostro ausente del niño, el oscuro vacío de sus ojos».

Boyle nos narra la historia real del niño salvaje de Averyion —la misma que inspiró a François de Truffaut para su película homónima— con delicadeza y realismo, sin florituras, con el miedo que puede sentir un niño, que sólo recuerda haber conocido el bosque y las necesidades básicas, ante un grupo de hombres adultos que quieren capturarlo y reeducarlo a la fuerza; la frustración del maestro convertido en figura paterna, quien cree que realmente puede revertir el pasado, que ve en el salvaje algo más que el idiota que todos aseguran que es; la mujer que se enternece y al tiempo ablanda el corazón a través de lo más básico: el estómago y el contacto de las caricias.

Una historia dura que nos habla de la soledad, del miedo, de la necesidad, del amor y, en definitiva, de eso tan complejo que llamamos ser humano.

Recomendada a los amantes de la historia, de la filosofía, la psicología, la pedagogía y la antropología; para aquellos que deseen leer una novela con mucha realidad; para los que crecieron con las novelas de aventuras y ahora quieran descubrir sus fuentes.



Isabel del Río

Agosto 2017

Mircana i recomanacions dels autors de "Bestiari"

El passat dimecres vam jugar a la Mircana i en vam endevinar les bèsties mitològiques de boca dels seus autors.
A més, ens vam fer recomanacions literàries molt interessants:
  • Sombra pálida sobre las colinas, d'en Kazuo Ishiguro.
  • Procès de contradicció suficient, de Manuel de Pedrolo.
  • Històries Naturals, de Joan Perucho.
Isabel del Río

miércoles, 11 de octubre de 2017

Entrevista a Marc Pastor




Marc Pastor (Barcelona, 1977) es criminólogo y explorador culturalmente disperso. Combatió contra los nazis en Montecristo (Proa-2007) y trazó el perfil criminal de la Vampira de Barcelona en La mala mujer (RBA, 2009), historia que le valió el prestigioso premio de novela negra Crims de Tinta. Con El año de la plaga (RBA, 2010) dio la voz de alerta acerca de una inminente invasión de los ultracuerpos. Su obra ha sido traducida al inglés, alemán, italiano y francés. Actualmente trabaja en la policía científica de los Mossos d'Esquadra.

ENTREVISTA
¿Quién te inició en el mundo de los libros?
En mi casa había siempre libros. Mis padres estaban suscritos a Círculo de Lectores y mi abuela tenía un montón de clásicos Bruguera, que es de los primeros recuerdos que tengo como lector.
No me inició nadie en especial, que yo recuerde: siempre estuvo ahí.
¿Cuándo empezaste a escribir? ¿Cómo decidiste que querías ser escritor?
Desde que sé escribir que sé que quiero contar historias. Tampoco hay un momento en concreto. En el colegio escribí el guion para una “peli” (que no llegaba ni a corto) que era un remedo de los Critters y los Gremlins. También escribí una novela negra titulada Àlex, sobre un policía que se enfrentaba al loco del chándal en la Barcelona preolímpica (y cuyo clímax era un salto desde lo alto de la Sagrada Família), con cameos de Pasqual Maragall entre otros.
De adolescente empecé una novela de viajes en el tiempo entre el presente y la época artúrica, pero nunca llegué a terminarla.
Farishta no es tu primera novela, ¿cómo ha sido la experiencia con esta y las anteriores? ¿Qué puedes contarnos de las editoriales? ¿Y de la acogida?
Pues ha habido de todo. Conseguí publicar mi primera novela (Montecristo) bastante más rápido de lo esperado, aunque tuvo la repercusión que tuvo. Cuando gané el Crims de Tinta con La mala dona el boom fue instantáneo. Realmente no soy ejemplo de nada, porque lo que me ha ido pasando es muy raro. Las editoriales están interesadas en lo que escribo (a pesar de cambiar de género literario a cada obra) y parece que los lectores también. Las novelas se han ido traduciendo y en general la crítica ha sido (sorprendentemente) benévola conmigo.
¿Por qué escribiste Farishta? ¿Cuál fue el detonante y qué buscabas con este libro?
Quería hablar sobre la adopción. Tanto desde el punto de vista de los padres como, sobre todo, desde el punto de vista de los hijos. Quería que fuera una niña adoptada la que explicara en primera persona, con todo su bagaje y experiencia, sus traumas, sus heridas abiertas y su fortaleza.
¿Cuánto de Marc Pastor hay en Farishta y el resto de personajes? ¿Te consideras un ladrón de historias (en el sentido de que utilizas las vivencias de otros para tus novelas)?
Mis novelas son bastante autobiográficas. Acostumbro a reflejar momentos personales muy muy MUY disfrazados. En el caso de Farishta es evidente que mi experiencia como padre adoptante es el núcleo de la novela. Tanto en los miedos como alguien que espera como en las experiencias con una criatura que depende totalmente de sus nuevos padres. El hecho de haber vivido durante tres meses en Madagascar, lejos de casa, influyó mucho en la planificación de las vivencias de las famílias de las islas Clarke.
El final puede dar pie a distintas interpretaciones, ¿podrías darnos la del autor?
SPOILER Hemos visto la última de las líneas temporales. Una línea temporal que es el resultado de la acumulación de decenas, centenares, miles o millones de líneas corregidas una y otra vez. Una línea que por fin ha dado un cambio radical respecto a todas las anteriores: el nacimiento de Nemo Melville. A partir de aquí, todo se vuelve imprevisible. Hasta entonces, los cambios de una línea a otra eran casi insignificantes. Este, sin embargo, tiene la capacidad de alterarlo todo. FIN SPOILER
Y quien sabe, quizá no sea la última vez que nos encontremos con Farishta Drakonova…
Farishta puede leerse como novela única y autoconclusiva, pero además forma parte de todo un universo propio marca del autor, ¿qué puedes contarnos sobre ello? ¿Qué libro nos recomiendas leer después de Farishta?
De momento, vinculado directamente con Farishta, está Bioko. En Bioko hablo de la Woodsboro Field y en Farishta de la Yefremov-Strugatski. De hecho, en el primer párrafo de Bioko está condensado todo lo que se describe en Farishta. Me hacía mucha gracia poder modificar el tiempo hasta el punto de hablar de lo mismo en 500 páginas o en diez líneas. Aunque aún quedan muchos puntos para unir que refuercen este vínculo entre Farishta y Bioko.
Con las anteriores tres novelas también hay conexiones, que se harán más fuertes cuando tengamos más novelas. El Víctor Negro de El año de la plaga es el que recopila el diario de Farishta cuando lo encuentra en…, ya veréis. Abdoulaye Moreau es su amigo en la misma novela. André Gireaux es una figura misteriosa que ya salía en Montecristo. Y otras conexiones que no puedo revelar a riesgo de hacer spoilers. 
¿Tienes un método prefijado? ¿Cómo y de dónde te inspiras? ¿Cuándo empiezas a escribir?
Tengo una primera imagen sobre la que construir una historia. A partir de ahí voy pensando qué quiero contar y empiezo a documentarme sobre ello, lo que retroalimenta la historia. Entonces pienso el tono que quiero para la novela, el cómo. Hasta que no tengo muy claro quién la explicará y de qué manera no me pongo. Cuando está decidido, solo se trata de ir siguiendo el esquema que me he hecho y modificarlo poco en función de las necesidades de la novela.
¿Fue difícil para ti publicar tu primera novela? ¿Cuál fue tu experiencia? ¿Podrías aconsejar a aquellos que están buscando casa para sus manuscritos?
Como te he dicho antes, soy muy raro. Entregué Montecristo a Proa un viernes a las 12 del mediodía y a las dos me llamaba el director editorial porque la quería publicar. Otra cosa es que luego tardáramos dos años en que saliera al mercado y por el camino aprendiera a las bravas lo que significa editar un libro.
Mi consejo es que los autores noveles busquen premios literarios. Los pequeños, los humildes, no los que copan titulares. A partir de ahí, ir haciendo un nombre y ganar oficio.
¿Puedes desvelarnos alguno de tus proyectos futuros? ¿Tienes fecha de publicación próxima?
No tengo ninguna fecha de publicación. Me crea demasiada ansiedad y ya he sufrido algunos problemas de salud por culpa de estos deadlines. Decidí que escribiría las novelas a mi ritmo, que no podría forzarlo, y que las terminaría cuando las terminara. Suelo escribirlas en un par de años, dependiendo del volumen de trabajo que tenga por otros lados o de si la promoción de la anterior me absorbe mucho.
¿Proyectos futuros? Seguir con el Corvoverso y sorprender. No quiero que el lector se acomode. Quiero que cada novela sea una experiencia diferente que no se espere.
¿Cuál sería tu autor de referencia?
Richard Matheson, autor de Soy leyenda y de infinidad de guiones de Twilight zone. Sabía escribir de forma visual y tenía punch en sus relatos, siempre imprevisibles.
¿Qué géneros lees?
Leo de todo, no solo género. Quizá la poesía es lo que menos me atrae, sinceramente.
Cualquier novela o ensayo que caiga en mis manos y me parezca atractivo pasará por el test de la mesita de noche. Algunos los devoraré y otros los arrastraré durante meses. Muchos caerán por el camino. Pero no me gusta cerrarme a un solo género.
¿Nos puedes recomendar algún título?
Como recomendar es siempre muy difícil, te diré los libros que estoy leyendo ahora mismo en paralelo:
Ciudad ocupada de David Peace, que me está decepcionando un poquito porque me parece muy repetitivo y el estilo de Peace entra o no entra. Con Tokyo Año Cero disfruté muchísimo más.
Waterloo, de Bernard Cornwell. O como montar un wargame documentadísimo de forma tan amena que parezca una novela.
El hombre en el castillo de Phiilp K. Dick, que no es de lo que más me está gustando de Dick, aunque aún llevo muy poco para valorarlo.
John Muere al final de David Wong. Una marcianada divertidísima. De esos libros que solo quiero encontrar el momento para abrir, aunque sea en las escaleras automáticas del metro.



Reseña de Farishta:

Isabel del Río, Septiembre 2017
http://www.laodiseadelcuentista.blogspot.com

Primera trobada del Club de Lectura

Ahir, a la trobada del club de lectura ens vam emocionar explicant les nostres lectures d’aquest estiu i comentant els nous títols que han caigut a les nostres mans.
Finalment, després de moltes voltes, vam decidir-nos per “Mitos Nórdicos” de Nail Gaiman (Destino); parla de l’origen del nom de la llibreria i això ens encanta!
També comentarem “L’Aquari” de David Vann (Periscopi) i altres històries de les vam xerrar i ens vam apuntar a les nostres llibretes d’I Want to Read.

Pròxima trobada: Dimarts 14 de novembre a les 18.30h




Isabel del Río
isabel@lafontdemimir.cat

lunes, 9 de octubre de 2017

Crònica Liberisliber 2017

Com cada any en aquestes dates, el viatge a Besalú pel Liberisliber és un deure per plaer.
Per a aquells que encara no el coneixeu, el Liberisliber és LA fira de les editorials independents, una de les més importants, i realment paga la pena visitar-la, no només per el seu increïble emplaçament, sinó pels títols i xerrades que podem trobar-hi.


Aquest any he visitat la fira amb el Carles, per apropar la Font de Mimir als editors, i ens hem vingut amb les mans plenes de títols a recomanar i amb el cap fet un formiguer, de tantes activitats que volem organitzar!!
Estigueu a l’aguait que anirem penjant novetats! Però per ara us deixo algunes de les recomanacions:
Cirurgies, de l’Elisenda Solsona, Voliana Edicions. Una antologia de microrelats que no et deixarà indiferent.
Un any als boscos, d’en Henry David Thoreau i en Giovanni Manna, i La Tassa, de la Rebecca Young i el Matt Ottley, de Símbol Editors. Dos il·lustrats per a menuts i adults, amb unes imatges increïbles i històries realment profundes.
Entre la solitud i el somni, de Carson McCullers, de l'Altra Edicions. Un assaig biogràfic sobre la vida i l'escriptura.
Cròniques del amacrana, de David Monteagudo, amb Raig Verd. L'última novel·la de Monteagudo, ciència ficció i molt que donar-li al cap.
El ferrocarril subterrani, de Colson Whitehead, Periscopi. Una novel·la que, com ens comenta el seu editor, Aniol Rafel, té múltiples lectures, des de la novel·la de persecució, a la històrica i la social.
La coronación de las plantas, de Diego S. Lombardi, amb Jekyll & Jill. D'aquestes novel·les rares que a mi m'apassionen perquè et deixen un regust agredolç a la vegada que et sedueixen i t’arrosseguen a les seves profunditats.






Isabel del Río, Octubre 2017
http://www.laodiseadelcuentista.blogspot.com

jueves, 5 de octubre de 2017

Reseña de “Farishta”, de Marc Pastor


TÍTULO: Farishta
AUTOR: Marc Pastor
TRADUCCIÓN: Josan Hatero
EDITORIAL: Catedral y en català con Amsterdam.

SINOPSIS
Farishta es una niña huérfana afgana, adoptada por un militar ruso en los años 80 que, en la adolescencia, pierde de nuevo a sus padres en un accidente de avión. Se instala en París hasta que le ofrecen un trabajo en el complejo Sánnikov, una especie de resort turístico en las islas Clarke de la Polinesia Francesa, consistente en atender las necesidades de las familias alojadas allí, cada una en una pequeña isla. Con el joven Manse Melville, el guía del complejo, vive una apasionada historia de amor (y sexo), y al mismo tiempo se adentra en los misterios que encierra el lugar. ¿Por qué esas familias están viviendo allí, apartadas del mundo? ¿Qué les ocurrió a las chicas que la precedieron en su puesto? ¿Qué es la empresa Yefremov-Strugatski? Farishta no sabe en quién confiar y menos aun cuando nota una presencia en los alrededores de su cabaña. Alguien la acecha.

OPINIÓN
Ya conocía a Marc Pastor por L’Any de la Plaga y cuando escogimos Farishta como lectura a comentar en el Club de Lectura que organizo en La Font de Mimir, lo recibí con muchas ganas de ponerme al trapo.
He de comentar que al principio engaña. No sólo el inicio de la novela puede hacernos pensar que se trata de una historia juvenil y romántica, sino que la sinopsis nos decanta hacia un thriller suave y femenino, cuando en realidad va mucho más allá.
‹‹El director Mintslov insistió en que no debía hacer preguntas, pero no puedo evitar que me asalten un montón de dudas. ¿En qué ayuda a un niño lo de crecer lejos de toda civilización?››
Marc Pastor nos acompañó durante el encuentro con el Club de Lectura y por varios temas yo me había quedado a unos capítulos del final, por lo que no permití spoilers, pero sí que indagamos en la obra completa del autor y éste dio algunas pinceladas del enigma que realmente se esconde en las páginas de Farishta, un misterio que da pie a todo un universo que ya podíamos adivinar en novelas anteriores de Pastor, pero que además dará pie a nueve historias más.
Como decía, Farishta se inicia en forma de diario —con documentación extra que nos permite ver la historia desde otros puntos de vista externos a la protagonista—, donde una joven de ascencencia Afgana, adoptada por un matrimonio Ruso, que ahora estudia en París, nos explica sus amores y desamores, sus sueños y desengaños. La protagonista acepta una oferta de trabajo tentadora, a pesar de que signifique pasar cuatro años trabajando aislada en unas islas del pacífico, ¿pero cómo negarse cuando se cobra mucho y trabaja poco? Farishta, que teme por encima de todo la soledad, se ve encerrada en una isla paradisíaca, embobada por su único enlace con el exterior: Manse Melville.
‹‹Temo que sacar mis miedos a la luz no haga más que confirmarlos, rubricar las sospechas de que aquí pasa algo raro, y que se rompa el hechizo. No soy más que una chica a quien han contratado durante una temporada (una buena temporada) para llevar la intendencia del complejo Sánnikov. Y nada más.››
¿Es una historia de amor? Sí, pero también una venganza a través del tiempo. Más allá de tratarse de una novela romántica o un thriller, Farishta es una novela de ciencia ficción que bebe de Un mundo feliz y otros clásicos del género. Además, Pastor aprovecha la historia para tratar temas como la maternidad, la búsqueda de poder y control, así como la extinción humana —que ya abordó en obras anteriores.
Farishta me ha sorprendido gratamente y me ha mantenido enganchada hasta la última página. Me ha puesto a cien, me ha cabreado y me ha hecho llorar a lágrima viva.
‹‹Cada vez que hablo hay una nueva actualización de los hechos, un “no te lo dijimos para que no te preocuparas” que se desmonta por acumulación. Yo me hago la inocente, le sigo el rollo y le digo que sí a todo, porque antes de un mes ya habrá un océano entre él y yo.››
¿Qué harías por escapar de tu destino? ¿Cuánto serías capaz de luchar por tu amor? ¿Hasta dónde llegarías por la vida de tus hijos?
Recomendada a los amantes de la ciencia ficción y el thriller; para aquellos que deseen leer una novela adictiva y diferente; para lectores afectados por la mapaternidad.


Isabel del Río, Junio 2017
http://www.laodiseadelcuentista.blogspot.com