C/ Costa i Cuxart, 5 - 08031 BARCELONA - Tel. 93 340 16 16 - email: mimir@lafontdemimir.cat

miércoles, 19 de julio de 2017

Reseña de “Esto no es una selva”, de Susanna Isern y Rocío Bonilla


TÍTULO: Esto no es una selva / Això no és una selva
AUTOR: Susanna Isern
ILUSTRADOR: Rocío Bonilla
EDITORIAL: Flamboyant

SINOPSIS
‹‹Todo empezó el día que Paula aprendió a decir que no. Decir que no era genial. Paula podía hacer lo que quisiera… Pero entonces sucedió…››
En este álbum, su protagonista es Paula, una niña pequeña que aprende a decir que no. Para ella es algo divertido, una novedad, descubre que puede negarse a hacer las cosas que le se piden y hacer lo que ella quiera.
Pero todo cambiará cuando, de pronto, su casa se convierte en una auténtica selva, con árboles, lianas vegetación frondosa y todos los animales campando a sus anchas.

OPINIÓN
Pregunta para padres y abuelos —y para todos aquellos que cuiden y trabajen con niños—, ¿no os ha pasado nunca que no podéis caminar de un lado a otro del salón por la cantidad de juguetes diseminados cual alfombra por el suelo?
¿Os habéis encontrado a vuestro hijo o hija dormido en cualquier rincón mientras, en su cama, hay una batalla campal de muñecos y peluches? Si vuestra respuesta afirmativa, Esto no es una selva os va a encantar y, además, os va a ofrecer una herramienta educativa ideal.
En este ilustrado de Susanna Isern y Rocío Bonilla, su protagonista, una pequeña llamada Paula, ha aprendido a decir que “No” y utiliza esa expresión como una palabra mágica para hacer lo que le apetece.
Al principio, poder hacer lo que le viene en gana a cada momento es muy divertido, pues no tiene porqué lavarse los dientes o bañarse, tampoco ha de recoger la mesa o sus juguetes, ni siquiera tiene porqué ponerse el pijama y dormir en la cama, puede hacerlo en la alfombra vestida como más le plazca.
Pero una noche su madre le dice ‹‹Esto pronto va a parecer una selva››, y cuando despierta, Paula se encuentra con un león enorme en su habitación.
Un cuento mágico y divertido en el que una niña pequeña, rebelde y revoltosa, descubre que a es necesario un poco de orden y que no siempre tenemos porqué decir que “No”, pues hay cosas que son beneficiosas para nosotros… Además, ella no es un animal salvaje.
Mi experiencia está siendo muy positiva con esta historia. Max es un niño como Paula, un auténtico terremoto independiente que es capaz de liarla gordísima en un cerrar y abrir de ojos, pero a partir de que empezamos a leerle esta historia, con decir las palabras ‹‹¡Esto no es una selva!›› y mirar si le está saliendo cola de chimpancé (SPOILER Jajaja), entiende el mensaje y se pone a recoger; a su manera, claro.
Recomendado a padres, abus y educadores que quieran explicar la importancia de recoger de una forma divertida; para quienes disfruten de los ilustrados y les gusten las historias con giros fantásticos; para aquellos que quieran hacer un regalo lector, educativo y simpático.



Isabel del Río, Mayo 2017
http://www.laodiseadelcuentista.blogspot.com

jueves, 13 de julio de 2017

VACANCES!

Una llàstima, ho sabem, però no ens queda més remei que descansar uns dies per tornar amb més ganes.

Així que el dia 28 de juliol tancarem i ja no tornarem a obrir fins al 3 de setembre.

Esperem que gaudiu d'aquest estiu tant com esperem gaudir-ne nosaltres.

Recordeu fer previsió de llibres per no quedar-vos sense, que no hi ha res com tombar-se sota una palmera a una platja paradisíaca amb un bon llibre (al sofà de casa amb el ventilador no té tant de glamur però també és vàlid!)


miércoles, 12 de julio de 2017

Recomendaciones Literarias Verano 2017

LIBRO INFANTIL e ILUSTRADO
Això no és una selva, de Susana Isern i Rocio Bonilla (Flamboyant)
La línea del tiempo. Un viaje ilustrado por la historia, de Peter Goes (Maeva)
La montaña de libros más alta del mundo, de Rocío Bonilla (Algar)


NOVELA JUVENIL y CROSSOVER
Tú eres la noche, de Francesc Miralles (Montena)
Las Bocas de la Montaña. El Señor del Viento, de Isabel del Río (Atlantis)
La casa del álamo, de Kazumi Yumoto (Nocturna)


GÉNERO Y NOVELA ADULTA
Daha, de Hakan Gunday (Periscopi)
Nunca digas vodka, nunca jamás, de Sergi Álvarez (Orciny Press)
Farishta, de Marc Pastor (Catedral)
Másters del Multiverso, de Sergio Escolano (Pez de Plata)
Viure amb una estrella, de Jirí Weil (Viena)
La invasión de las bolas peludas, de Luke Rhinehart (Malpaso)
La Vegetariana, de Han Kang (:Rata)
T’ho donaré tot, de Sílvia Tarragó (Columna)
Lo que nos queda de la muerte, de Jordi Ledesma (Alrevés)
Saturno, de Eduardo Halfon (Jekyll & Jill)
Cáscara de nuez, de Ian McEwan (Anagrama)
Sueños en tiempos de guerra, de Ngugi wa Thiong’o (Rayo Verde)
 Mi nombre escrito en la puerta de un váter, de Paz Castelló (Umbriel)
Un día en la vida de una mujer sonriente, de Margaret Drabble (Impedimenta)
L’imperi dels Lleons, de Sebastià Bennassar (Alrevés, Crims.cat)
La Vident de la Lluna Plena, de Isabel del Río (Columna y Kailas)
La escritora, de Carmen Conde (Ediciones B)
Tan poca vida, de Hanya Yanagihara (Lumen)
Buenaventura, de Toni Aparicio (DeBolsillo)


RELATOS y CUENTOS
Anatomia de les distàncies curtes, de Marta Orriols (Periscopi)
El espectrómetro del alma, de Edward Page Mitchell (Orciny Press)
Cuentos de Hadas, de Ángela Carter (Impedimenta)
Hipermatrònic, l'hiperbreu que va sorgir de l'espai profund, de Sergi G. Oset (Orciny Press)

SALUD Y CRECIMIENTO PERSONAL
El caracol dorado, de Mario Reyes (Obelisco)
SuperSopas, de Marisa Aguirre (Cooked)
Espiritual Chef. Alimentos esenciales del alma, de Javier Medvedovsky (Urano)
El don de la sensibilidad en la infancia, de Elaine N. Aron (Obelisco)

Más recomendaciones en nuestros carteles de lecturas especializadas de La Font de Mimir.
Puedes leer algunas de las reseñas en La Odisea del Cuentista:

Isabel del Río
Relacions Públiques i Dinamitzadora Cultural
@FONTMIMIR



NEWS Activitats La Font de Mimir: juny-juliol 2017 ESTIU


Pugen les temperatures, les voreres es fonen sota el sol i què millor que perdre’s a l’ombra, en una nova historia, amb una beguda fresca a l'abast de la mà?
La Font de Mimir s'acomiada fins al setembre, però no patiu, tindrem oberts fins a l'últim de juliol amb tots els vostres títols preferits. I a més, perquè vegeu si pensem en vosaltres, aquí teniu una llista de recomanacions per a totes les edats i gustos.
Al setembre tornem amb més llibres i somriures. I a l'octubre reiniciem les nostres activitats: Club de Lectura; Conta Contes; Tallers i Activitats per a menuts, joves i adults; Xerrades temàtiques; el 'Més que un Club!'; Presentacions...
Si vols rebre la nostra NEWS, així com ser el primer en assabentar-te de les nostres últimes activitats, o t'agradaria apuntar-te al nostre WhatsApp lector, escriu-nos a mimir@lafontdemimir.cat / isabel@lafontdemimir.cat, o acosta't a la llibreria C/ Costa i Cuxart, 5.

L'aventura t'espera!

Isabel del Río
Relacions Públiques i Dinamitzadora Cultural
@FONTMIMIR

Último encuentro del Club de Lectura de esta temporada

En la despedida del Club de Lectura en La Font de Mimir (hasta nuestro reencuentro en octubre) comentamos Barcelona Minority World con su autor, Albert Franquesa, y el editor de Sven Jorgensen.

Además, comentamos y recomendamos algunas lecturas de nuestra lista veraniega; historias jugosas y fresquitas.



miércoles, 5 de julio de 2017

Reseña de “Anatomia de les distàncies curtes”/”Anatomía de las distancias cortas” de Marta Orriols


TÍTULO: Anatomia de les distàncies curtes
AUTOR: Marta Orriols
EDITORIAL: Periscopi

SINOPSI
A través de personatges fugaços i d’imatges senzilles que condensen grans emocions en petits gestos, aquest recull de contes retrata la infinitat de relacions a què ens condueix l’amor. L’estima, el dolor, les renúncies implícites, els oblits o les pèrdues es relacionen íntimament en uns textos en què els protagonistes s’enfronten de manera quasi imperceptible amb l’exterior mentre proven d’oblidar els somnis, els desitjos laborals i sexuals i, fins i tot, el dret a enfadar-se.
Un calidoscopi proper i empàtic que ens aproxima de manera natural als sentiments que maquillem per por d’alterar el curs de les nostres vides. Anatomia de les distàncies curtes és un paisatge lúcid i emocional reblert dels silencis que protegim.

OPINIÓ
Sempre he tingut aquest costat voyeur que he reconegut en altres escriptors, en molts periodistes i en psicòlegs, aquesta intriga i pessigolleig per saber què hi haurà més enllà de la seva finestra, d'aquesta façana amb la qual tots ens presentem en societat.
‹‹Les parets de casa l’Elena vibren absorvint una vida a la qual no están avesades. (…) es queda immòbil davant la porta tancada, la buidor del pis es magnífica i se l’empassa d’una revolada.››
Veig una parella de la mà, i em pregunto què passarà pels seus caps, si realment s’estimen o estaran pensant en altres persones, com serà la seva relació. El mateix em passa amb famílies i solitaris, amb la noia del llibre en el cafè, i l'home gran que mira la vida passar des d'un banc.
En part, és aquest dubte el que obre nous mons i històries, el que m'inspira en molts casos.
‹‹Quan surt del despatx acluca els ulls. És divendres i sent que el món és seu. (…) Com una onada que el tirés a terra amb un punt ofensiu, comprèn aleshores que el passat torna per més que ell hagi fet passos agegantats per defugir-ne.››
Marta Orriols, amb els relats que donen forma a Anatomia de les distàncies curtes, ens mostra aquesta vida oculta de mirades indiscretes, aquests pensaments íntims i emocions que només qui les sent pot conèixer.
Escenes dures i vergonyoses, amor i desencant, rutina i anhel... Moments que tots experimentem: la mare que es presenta d'improvís sense tenir en compte la nostra vida, la fragilitat d'aquell que va ser fort i ens va veure créixer, l'enyorança del que es formava i podria haver estat, les exigències de la societat en contra de les necessitats del nostre cor, la passió contraposada als anys de convivència.
‹‹El miratge va desfer el nus que sempre el paralitzava. Es va treure la roba tan de pressa que les dues dones no van tenir temps d’alçar la veu. Es platà davant d’elles tot nu, les mirà directament als ulls, es col.locà al límit del trampolí i es llençà a la piscina.››
Quan llegia a Orriols, en certa manera sentia que ella hi era, mirant per la meva finestra, escodrinyant la meva realitat, com tantes vegades havia imaginat que feia jo desitjant descobrir que vetllaven les finestres del veí.
Amb gestos i imatges quotidianes i senzilles, l'autora ens parla de temes profunds i universals, ens mostra la humanitat vestida de persones, d'homes i dones que només busquen reconèixer-se en l'altre.
‹‹A ell no li agradava congelar el peix fresc, però ell no hi és i la seva absència s’omple amb aquestes petites venjances.››
Recomanat als amants dels relats; a lectors voraços amb ganes de realitat; a romàntics empedreïts; a aquells que gaudeixin de la intimitat sense barreres.

*

TÍTULO: Anatomía de las distancias cortas
AUTOR: Marta Orriols
EDITORIAL: Lumen

SINOPSIS
«No parecía que hubiera desacuerdo entre ellos, pero algo raro debía de haber...»
La cita de James Salter que encabeza Anatomía de las distancias cortas resume el espíritu de este espléndido libro de relatos. Nada pasa, nada importante al menos, pero lo que cuenta son los pequeños gestos que convierten una escena cotidiana en un drama o un misterio; basta con mirar esa mano femenina que se mueve con discreción cerca, demasiado cerca, del marido de Lali, o el andar incierto de Paula hacia las escaleras del metro; basta con espiar el cuerpo desnudo de una mujer que duerme en la silla del estudio de Andreu sin que él sepa su nombre, o el andar travieso de una silla de ruedas por las calles de la ciudad.
Hay lugar para lo improbable en el día a día de estos espléndidos personajes que necesitan pocas palabras para comunicarse: Marta Orriols, heredera de la prosa de Alice Munro y Margaret Atwood, describe sus gestos con una intensidad que sorprende porque es sobria y emotiva a la vez, y como decía Hitchcock, cuando eso funciona, lo demás sobra.

OPINIÓN
Siempre he tenido ese lado voyeur que he reconocido en otros escritores, en muchos periodistas y en psicólogos, esa intriga y cosquilleo por saber qué habrá más allá de su ventana, de esa fachada con la que todos nos presentamos en sociedad.
‹‹Las paredes de la casa de Elena vibran absorbiendo una vida a la que no están acostumbradas. (...) se queda inmóvil ante la puerta cerrada, el vacío del piso es magnífico y se la traga de golpe.››
Veo una pareja por la calle, tomada de la mano, y me pregunto qué pasará por sus cabezas, si realmente se querrán o estarán pensando en otras personas, cómo será su relación. Lo mismo me sucede con familias y solitarios, con la chica del libro en el café, y el hombre mayor que mira la vida pasar desde un banco.
En parte, es esa duda la que abre nuevos mundos e historias, la que me inspira en muchos casos.
‹‹Cuando sale del despacho cierra los ojos. Es viernes y siente que el mundo es suyo. (...) Como una ola que lo tirara al suelo con un punto ofensivo, comprende entonces que el pasado vuelve por más que él haya dado pasos agigantados para rehuirlo.››
Marta Orriols, con los relatos que dan forma a Anatomía de las distancias cortas, nos muestra esa vida oculta de miradas indiscretas, esos pensamientos íntimos y emociones que sólo quien las siente puede conocer.
Escenas duras y vergonzosas, amor y desencanto, rutina y anhelo… Momentos que todos experimentamos, la madre que se presenta de improviso sin tener en cuenta nuestra vida, la fragilidad de aquel que fue fuerte y nos vio crecer, la añoranza de lo que crecía y pudo haber sido, las exigencias de la sociedad en contra de las necesidades de nuestro corazón, la pasión contrapuesta a los años de convivencia.
‹‹El espejismo deshizo el nudo que siempre lo paralizaba. Se quitó la ropa tan deprisa que las dos mujeres no tuvieron tiempo de alzar la voz. Se plató ante ellas desnudo, las miró directamente a los ojos, se colocó el límite del trampolín y se lanzó a la piscina.››
Cuando leía a Orriols, en cierta manera sentía que estaba ahí, asomada a mi ventana, escudriñando mi realidad, como tantas veces había imaginado que hacía yo tratando de descubrir que velaban las cortinas del vecino.
Con gestos e imágenes cotidianas y sencillas, la autora nos habla de temas profundos y universales, nos muestra la humanidad vestida de personas, de hombres y mujeres que sólo buscan reconocerse en el otro.
‹‹A él no le gustaba congelar el pescado fresco, pero él no está y su ausencia se llena con estas pequeñas venganzas.››
Recomendado a los amantes de los relatos; a lectores voraces con ganas de realidad; a románticos empedernidos; a aquellos que disfruten de la intimidad sin barreras.

Isabel del Río, Abril 2017
http://www.laodiseadelcuentista.blogspot.com